OBJETIVOS

Es Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES), ecológica y autosuficiente una ciudad inteligente con tecnología que haría de ella una ciudad modelo, la base para el futuro de la humanidad.

¿QUÉ ES CES?

El Programa Ciudades Emergentes y Sostenibles (CES) es un programa de asistencia técnica no-reembolsable que provee apoyo directo a los gobiernos centrales y locales en el desarrollo y ejecución de planes de sostenibilidad urbana. CES emplea un enfoque integral e interdisciplinario para identificar, organizar y priorizar intervenciones urbanas para hacer frente a los principales obstáculos que impiden el crecimiento sostenible de las ciudades emergentes de los 5 continentes del mundo. Este enfoque transversal se basa en tres pilares: (i) sostenibilidad medioambiental y de cambio climático; (ii) sostenibilidad urbana y; (iii) sostenibilidad fiscal y gobernabilidad.

METODOLOGÍA

La Metodología CES se organiza en dos etapas y cinco fases. La primera etapa comienza con la ejecución de una herramienta de diagnóstico de evaluación rápida para identificar los retos de sostenibilidad de una ciudad. Después, los temas (por ejemplo, agua, calidad del aire, la transparencia, etc.) son priorizados a través del uso de múltiples filtros - ambiental, económico, opinión pública y experticia de especialistas por sector- para identificar los problemas que plantean los mayores desafíos para la sostenibilidad de una ciudad. Por último, un Plan de Acción es formulado, conteniendo las intervenciones priorizadas y un conjunto de estrategias para su ejecución a través del corto, mediano y largo plazo. En la segunda etapa, la fase de ejecución se inicia con la preparación de estudios de pre-inversión para las intervenciones priorizadas y la implementación de un sistema de monitoreo ciudadano. Las ciudades emergentes de la región requieren de procesos de desarrollo orientados hacia acciones y propuestas específicas, capaces de catalizar una mejor calidad de vida urbana. La Metodología CES promueve la idea de que las estrategias de desarrollo urbano bien planificadas, integrales y multisectoriales tienen la capacidad de brindar mejoras a la calidad de vida y de trazar un futuro más sostenible, resiliente e inclusivo para las ciudades emergentes de continente africano, América Latina y el Caribe. Más recientemente, el Programa ha estado trabajando en el fortalecimiento de la Metodología CES incluyendo temas relacionados a desarrollo económico local, competitividad y la creación de empleo productivo. La propuesta de ajuste metodológico establece un nuevo conjunto de 10 temas, 15 subtemas y 17 indicadores. Además, el marco metodológico actualizado recomienda tres nuevos estudios de base adicionales sobre desarrollo económico, añadiendo otros 23 indicadores. Esta actualización facilitará un análisis más robusto de la economía local, permitiendo que la CES identifique de mejor manera estrategias para promover el desarrollo económico sostenible y equitativo a nivel de ciudad.

DE CIUDADES EMERGENTES A CIUDADES SOSTENIBLES: LA OPORTUNIDAD DE LAS CIUDADES LATINOAMERICANAS

Las ciudades de continentes africano, América Latina y el Caribe se encuentran hoy frente a una oportunidad histórica: corregir el crecimiento insostenible que ha tenido lugar en las últimas seis décadas. En muchas ciudades de las regiones, las manchas urbanas se han esparcido a un ritmo más acelerado que el crecimiento de su población; conllevando una reducción de la densidad, un déficit cuantitativo, distributivo y cualitativo de áreas verdes y espacio público, una considerable segregación socio espacial e injusticia social, así como un aumento de la vulnerabilidad frente al cambio climático; producto en gran medida de la insuficiencia del gobierno en su rol planificador. Si decidimos corregir estos patrones, debemos actuar en los próximos 25 años. ¿Por qué 25 años? Porque serán los últimos de crecimiento poblacional de las regiones que traerán consigo procesos de urbanización significativos. Luego de estos años, la región se alcanzará un equilibrio estable en el que las ciudades dejarán de crecer expansivamente. A partir de ese momento, el problema no será el de cómo crecer, sino de cómo regenerar y mantener la infraestructura y tejido urbano. Luego de estos 25 años dejaremos de lidiar con ciudades por construir, y tendremos que trabajar con lo que resulte de los procesos de urbanización actuales. No todas las ciudades de continentes africano, América Latina y el Caribe crecen al mismo ritmo. Existe un grupo denominado ’emergente’, con poblaciones entre 100 mil y 2 millones, que lo hace a un ritmo mucho mayor que las mega ciudades. Estas generan el 30% del PBI de las regiones. Es en este espacio donde existe mayor oportunidad de corregir el patrón existente de desarrollo, y obtener mayor impacto. También son los campos de batalla donde la ansiedad por la expansión explosiva choca con la perdida de la escala humana. Consciente de este fenómeno el “FMCC” FONDO MUNDIAL DE CAMBIO CLIMATICO lanzó en el año 2017 la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES), ecológica y autosuficiente una ciudad inteligente con tecnología que haría de ella una ciudad modelo, la base para el futuro de la humanidad, en los continentes de África y América Latina, un espacio único para que la región se detenga a repensar su futuro, con el fin de ayudar a este grupo de ciudades a planificar un futuro más sustentable. Sin lugar a duda, este nuevo escenario necesita de la construcción de nuevos y actualizados paradigmas de intervención, donde la necesidad de diseñar reconfiguraciones funcionales será drásticamente más importante que la construcción del cuerpo arquitectónico.